Me-puede-escribir-la-caja-de-herramientas¿Tienes lista tu caja de herramientas? Comprobémoslo.
El martillo es la herramienta por antonomasia en las labores del hogar. Es necesario para todo: empezando por colgar un cuadro, colocar unas estanterías y terminando con unas nuevas cortinas.

  1. Martillo con sacaclavos; Toda caja de herramientas debe contener uno, con una cuña doble en la parte opuesta a la cara para sacar clavos y labores sencillas de demolición. Cerciórate de que la cabeza esté hecha de acero forjado  (y no de hierro fundido, que pueda fracturarse). El mango ya sea de plástico, madera o metal, debes sentirlo cómodo en la mano cuando lo estés usando.
  2. Destornillador eléctrico; Para atornillar, dirigir y colocar tornillos, esta herramienta es fundamental. Para cualquier uso escoge una herramienta con forma de “T”, ya que esta tiene mejor balance dado por el peso de la batería que un modelo de pistola. Uno con la velocidad variable te permitirá  el uso a bajas revoluciones para dirigir un tornillo o, a mayor velocidad para introducirlo en el taco. Mi consejo es que compres un set básico de brocas y un par de guías para tornillo. Opta siempre por las marcas en las que confías y nunca pagues más por accesorios como lámparas o sierras que posiblemente no te resultarán útiles.
  3. Llave inglesa; El tipo más común y útil de llave, el ajustable, llamado llave inglesa o “perico”, es ideal para ajustar tuercas y pernos hexagonales. Un tornillo abre y cierra sus mandíbulas paralelas permitiendo un ajuste rápido y fácil. Para máxima versatilidad compra una llave mediana.
  4. Destornilladores; Todos necesitamos un útil juego de destornilladores en su caja de herramientas (como mínimo dos tamaños de destornilladores estándar (4.7mm y 6.3 milímetros) y dos destornilladores Phillips (del #1 y #2)). Cómpralos de buena calidad y cuyo precio sea relativamente accesible.
  5. Cinta métrica; Cómprala con hoja de acero retráctil. Existen en varios tamaños (anchos y largos) y son útiles en cientos de tareas domésticas. La compra ideal de ésta es que sea de 5 metros de longitud y con la hoja retráctil de 2 centímetros de ancho.
  6. Alicates (Pinzas); los alicates existen en todas las formas y tamaños, pero toda caja de herramientas que se precie contiene unos alicates de mecánico y otros de punta. Los primeros se adaptan a la mano como un guante y son sumamente versátiles, además cuentan con un tornillo-pivote para manipular objetos pequeños y grandes. Ambos tienen un juego de dientes planos y curvos para agarrar objetos de diferentes formas y tamaños. “Con los de mecánico” puedes enroscar un tornillo o una tuerca eventualmente y Los de punta te van a ser útiles para doblar y enroscar alambre, levantar y enderezar tornillos caídos y otros trabajos delicados.
  7. Navaja y/o “cutter” (cortador); esta puede ser una herramienta muy útil. Incluso si sólo la utilizas para cortar cartón para reciclarlo. Una navaja o “cutter” por seguridad, a la hora de comprarla/o, elige siempre un modelo con hoja retráctil. Las hojas estándar tienen filo en ambas puntas, pudiendo usarlas indistintamente y además cuentan con depósito en el mango para guardar los recambios de forma segura y conveniente.