pimientosasados1
Los pimientos asados pueden convertirse en la guarnición ideal para las carnes, ser el ingrediente estrella de una buena ensalada o simplemente comerlos solos con un poco de aceite y ajo.  Aquí queremos enseñarte a asar pimientos del Piquillo, un alimento que puede conservarse fácilmente y que siempre podrá sacarte de un apuro.

 Ingredientes:

  • Pimientos del piquillo
  • Ajo y aceite de oliva

 Elaboración:

  1. Lavamos los pimientos del Piquillo y los secamos bien.
  2. Colocamos los pimientos sobre la parrilla, sartén o plancha donde los vayamos a asar. Si empleamos una sartén o una plancha, es aconsejable darle una pincelada con un poco de aceite.
  3. Los dejamos a fuego lento hasta que veamos que están hechos por dentro. Lo normal es que la piel acabe quemándose por ambos lados hasta adquirir un tono negro, pero no importa.
  4. Los retiramos del fuego y los dejamos reposar durante unos 15 minutos tapándolos con un papel de plata hasta que estén algo más fríos.
  5. A continuación pasaremos a pelarlos, es recomendable tener un cuenco con agua cerca para ir depositando tanto la piel como las semillas que se nos vayan pegando a los dedos.
  6. Una vez pelados se parten por la mitad conservando el jugo que contienen dentro.
  7. Por último solo quedará cortarlos en tiras, añadirles el jugo extraído en el paso anterior, un chorrito de aceite, ajo picado y sazonarlos con sal.

Como ves, hacer pimientos asados es algo bastante sencillo pero requiere tiempo y dedicación.