IMG_0990 (1)

Siempre se ha dicho que el pan engorda y que debemos quitarlo de nuestra dieta, Se acabó el mito. En el XX Congreso Internacional de Nutrición de Granada, investigadores dejaron demostrado que no es así.

Una dieta rica en pan, sobre todo en el caso del integral, puede favorecer la disminución del peso. De hecho, el pan integral aporta una cantidad importante de fibra que contribuye a disminuir la carga glucémica, y se asocia a la disminución de enfermedades como la diabetes tipo 2.  Además es una fuente importante de hidratos de carbono, fibra, vitaminas del grupo B y minerales.

Además, las personas que ingieren tres o más porciones de alimentos ricos en cereales integrales, tienen entre un 20 y un 30% menos de posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares que las personas que consumen menos cantidad.

El experto indica que los hidratos de carbono son esenciales para nuestra salud y que una persona debe consumir entre 50 y 200 gramos diarios de pan». Un consumo diario de 200 gramos aporta el 22% de la energía total diaria que necesita el organismo.