lavavajillas

Aquí tienes diez consejos para utilizar el lavaplatos de manera eficiente..

* Evita el aclarado previo. No es necesario aclarar las piezas antes de cargar el lavavajillas a menos que la comida se haya secado y utiliza un buen producto limpiador..

* Pon cada pieza en su sitio. El lavado colocado en el cestillo inferior es más caliente e intenso, de modo que pon en él lo más sucio, incluidas ollas y cacerolas. La cristalería, tazas y piezas delicadas van en el superior. .

* Coloca correctamente la cubertería. Pon algunos mangos hacia arriba y otros hacia abajo para que no se entrecrucen y salgan todos limpios.

* Evita que las piezas se toquen. Llena el lavavajillas tanto como puedas, pero sin pasarse. Que el rociador de agua inferior gire libremente..

* Comprueba que las piezas son aptas. No toda la vajilla puede meterse en el lavaplatos, mira los símbolos de cada pieza y si tienes dudas lávalo a mano. .

* Mantén lleno el depósito del abrillantador. Algunos productos lo traen incorporado, pero si no es tu caso asegúrate de que el compartimento esté siempre lleno para que la vajilla quede brillante. .

* Evita el agua demasiado caliente. No es necesario poner el ciclo de lavado a mayor temperatura, será más caro para ti y para el medio ambiente. .

* Limpia el filtro. Muchos de los lavavajillas disponen de un filtro que se limpia solo, pero si no es el caso ¡atento! tal vez tengas que quitar y aclarar el filtro regularmente. .

* Mantén lleno el depósito de la sal. Como sucede con el abrillantador, algunos productos lo traen incorporado. Si no es el caso, una vez al mes llena el compartimento. .

* Haz un lavado de mantenimiento. Cada dos meses haz un lavado caliente con el aparato vacío y un producto específico de limpieza de lavavajillas. Así eliminarás la grasa y la acumulación de sal.