imagesNo todos los alimentos necesitan las mismas condiciones de conservación

No todos los alimentos necesitan las mismas condiciones de conservación. Si algunos se estropean en cuestión de horas si se mantienen a temperatura ambiente, otros harán lo mismo guardados en el frigorífico. Es importante conocer y saber cuáles son las características y específicas y sus necesidades de cada uno de ellos, para otorgarles las mejores condiciones de conservación.

Tomates. Estos pierden todo su sabor estando refrigerados, ya que el aire frío detiene el proceso de maduración, el cual le da su sabor característico. También altera  su textura porque el frío rompe las membranas del tomate haciéndolo más harinoso. Por lo tanto, Debes almacenarlo a temperatura ambiente.
Ajos. La refrigeración provoca que el bulbo se deteriore de manera más rápida, ya que esta, le añade humedad  y favorece el la aparición y crecimiento de moho. Solo puedes almacenar el  ajo en la nevera si lo has picado, y lo harás en un recipiente cerrado herméticamente. No es recomendable que lo congeles,  porque esto provocará que cambie su consistencia y sabor. El ajo entero deberás almacenarlo a temperatura ambiente.
Cebollas. En ellas la humedad de la nevera favorece la formación de mohos. Por lo tanto, la mejor manera de conservarlas es mantenerlas en un lugar fresco, seco y bien ventilado. No las almacenes en bolsas de plástico sino sueltas.
Plátanos. Al igual que ocurre con los tomates, el frío de la nevera ralentiza el proceso de maduración de la fruta. Si guardas un plátano verde, su periodo de maduración será relativamente más  largo. Sin embargo, sí puedes guardar los plátanos más maduros que no vayas a consumir de manera inmediata, ya que  a pesar de que la piel se vuelva marrón o negra, estos los podrás consumir en perfecto estado y con todas sus propiedades y sabor.
Patatas. El frío normalmente aumenta la cantidad de azúcar que estas contienen, dando lugar a un producto arenoso, con mayores niveles de acrilamida cuando las cueces al horno o las fríes a altas temperaturas. Por lo tanto, debes almacenarlas en un lugar fresco y seco cuando estas sean patatas enteras. Si lo que quisieras es conservarlas peladas y cortadas, es entonces cuando si debes guardarlas en el frigorífico y mucho mejor si lo haces en un recipiente con agua para evitar que estas se oxiden.

Ayúdanos con más alimentos. Un saludo cordial navegante.