grifoelectronico

Se llama grifería electrónica a la que detecta la presencia de un objeto, o las manos, debajo del grifo y deja correr el agua (también a la que no necesita más que pulsar un botón para dar más o menos agua). Su principal ventaja que estamos seguros de que está cerrado cuando no hay nada debajo de él. Otra gran ventaja es la higiene, en baños de lugares públicos, como un hotel u hospital,  no resulta extraño encontrarlos, y cada vez son más populares en los hogares.

El funcionamiento de apertura del grifo es válido para bidés, lavabos, o duchas, ya que depende de un sensor de infrarrojos incorporado en el grifo, que deja escapar el agua cuando detecta el corte de un haz de luz.

En el caso de la ducha, el agua cae al detectar un cuerpo a una distancia mínima predeterminada. El sistema más empleado es el que se activa al pasar la mano debajo del grifo y se desactiva de la misma manera. La instalación se completa con un cierre de seguridad que evita la caída involuntaria de agua caliente o el bloqueo del grifo cuando este suministro se interrumpe y sólo cae agua fría.

Los grifos electrónicos se regulan para que salga el agua a la temperatura adecuada, funcionan con baterías, y por supuesto se pueden desactivar cuando limpiamos los sanitarios para poder limpiar correctamente.

Las únicas desventajas que pueden tener es que debemos tener baterías de recambio (pilas alcalinas), y que el precio no es el más barato, pero también es verdad que sus diseños suelen ser muy bonitos..