pasta y salud2La pasta, los macarrones, los tallarines, todos esos platos que solemos poner en nuestras mesas cada pocos días.. La pasta que todos conocemos es básicamente harina de trigo, mezclada con agua a la que en ocasiones -según el tipo- se le añade huevo, sal u otros ingredientes. Este producto lo cemos en agua hirviendo y le añadimos… mil cosas según los gustos.

Principalmente sus beneficios provienen de que son una fuente muy rica en carbohidratos -la harina- que son asimilados lentamente por el cuerpo, pero al tiempo tienen mucha energía. esta cualidad hace que sean saciantes y por lo tanto con una cantidad razonable nos quedamos “bien” después de comerlos y colabora para mantener un nivel de peso adecuado. Además siempre contienen fibras vegetales lo que hace que la digestión sea más ordenada.

La pasta presenta diferentes variedades: seca, fresca, simple, rellena, corta, larga, verde o integral, entre otros. Pero como en todas las cosas, la pasta en sí es muy beneficiosa para nuestro organismo, pero debemos cuidar con que salsas o acompañamientos la comemos..

De nada nos vale que la pasta tenga muy poca grasa si luego ponemos una salsa rica en aceite de oliva..

Entre los beneficios de la pasta podemos destacar los siguientes:

Por su bajo contenido en grasas, es idónea para bajar los niveles de colesterol

Además de hidratos de carbono, contiene vitaminas E y B, y fibra. Por tanto, es necesaria para regular la función intestinal, y colabora para solucionar problemas intestinales.

-Contiene bajos niveles de sodio, por lo que es adecuada en la dieta de los hipertensos (pero ojo con los acompañamientos, si los ponemos salados.. , la pasta no hará nada)