obesidadmalnutricion1
La malnutrición, tan extendida en algunos países no es debida sólo a la falta de nutrientes y calorías. Una investigación de la Universidad de Washington, vuelve a incidir en la estrecha relación que existe entre nuestros microorganismos intestinales y una buena salud.

Comprobaron que una buena calidad de las bacterias de nuestros intestinos es importantísima para que los nutrientes pasen a nuestro organismo y por lo tanto tengamos una buena salud. Así, niños africanos afectados por desnutrición volvían a recaer después de tomar dietas ricas en calorías y nutrientes si antes no se reparaban los desequilibrios que tenían en sus poblaciones de bacterias.
Por raro que parezca, también demuestran que la obesidad está estrechamente relacionada con el microbioma (los microorganismos del intestino). Por este motivo, las personas con sobrepeso suelen tener alterados los niveles normales de bacterias y tienen una mayor facilidad para absorber esas calorías que después se convertirán en grasa.
Sin duda en un futuro cercano, la medicina se fijará aún más en que nuestros hábitos de vida cuiden esos pequeños seres que, dentro de nuestro intestino, nos acompañan a todas partes.
Pronto los yogures con bifidus y “otros”, serán parte importante de nuestra dieta.