niño durmiendo

Los niños pequeños con un horario irregular para ir a dormir, son mas propensos a tener problemas de conducta.
Los adultos sabemos muy bien que una noche mal dormida significa al día siguiente una mañana de mal humor, o al menos, no muy buena.. Ahora investigadores de la University College of London, han comprobado que los niños que se van a dormir a horas irregulares son mas propensos a tener problemas de conducta.
Sabemos que el sueño es una necesidad del cerebro para poder recuperarse de la actividad diaria, y en los niños, aún mas, el sueño es necesario para que este órgano pueda crecer y desarrollarse correctamente. Ya somos conocedores de lo importante que es tener una niñez sana para tener posteriormente una vida equilibrada .. y sana.
Estos investigadores han recogido de datos de 10.000 niños cuando tenían tres, cinco y siete años, en lo relativo a la hora de ir a dormir y sus problemas de conducta preguntando tanto a padres como a profesores.
Los resultados han sido muy claros, en aquellos niños que no cumplían con unos horarios mas o menos fijos para irse a la cama (2-3 horas de intervalo), lo permitiendo un descanso regular, después se asociaban a problemas de  hiperactividad, y problemas de conducta con sus compañeros y amigos.. También pudieron comprobar que si los niños recuperaban unos ciclos de sueño estables, esto colaboraba mucho para que la conducta de los niños mejorase

Una vez más, la ciencia nos lo deja claro… Es muy importante el correcto desarrollo de las personas en su primera infancia para tener una mejor salud posterior.. Deberíamos tomar nota.