Ya viene el invierno, y aquellos que tengan chimenea en casa o en su segunda residencia pronto empezarán a utilizarla. Pero ojo, si no hemos limpiado la chimenea desde el último invierno, no cuesta nada seguir unos pocos consejos para cuidar la chimenea y a tu familia.

Primero y antes que nada, comprobar que la madera que vas a utilizar está en buen estado y seca. Se supone que deberíamos dejarla tapada con una lona y apilada de modo que tenga ventilación y no se acumule la humedad. Deberemos revisarla para que no nos encontremos a algún animalillo viviendo allí o esté húmeda por cualquier razón.

chimeneas1

Deberemos revisar con una linterna el interior de la chimenea; podríamos encontrarnos desde algún animal que ha hecho allí su casa, o un bloqueo por culpa de las placas de hollín que se haya podido desprender de las paredes. En este sentido, el hollín de las paredes si se ha formado de quemar maderas con resina puede llegar a incendiarse.. ; debemos eliminarlo.

Por último, tengamos en cuenta que maderas barnizadas, o muy ricas en resina, podrían llegar a hacer humos tóxicos.. Siempre es mejor quemar leña adecuada, y es mejor comenzar un fuego poco a poco, y después mantener con troncos pero con llama baja.. produce igual calor, pero no se producen los humos que nos pueden dar problemas..